Pagos contactless en épocas de pandemia
La prevención de infecciones y el distanciamiento social se han convertido en la nueva norma, haciendo que las personas disminuyan el uso de efectivo.

12 de agosto de 2020

La naturaleza contagiosa del coronavirus hizo que más personas en todo el mundo hayan decidido usar métodos de pago contactless que implican menor interacción: simplemente con acercar el smartphone a un lector las/os clientes pueden pagar lo que compren o consuman.

Los pagos digitales están encriptados y resultan seguros, rápidos y ágiles. Según un informe desarrollado por Red Link, el uso de Mercado Pago aumentó un 200% en los primeros dos meses de cuarentena, al igual que otros medios de pago digitales como mobile banking (16,9%), otras apps móviles (20,9%) y el pago online de impuestos y servicios (6,3%). El paso siguiente que se vaticina es el aumento de los pagos con tecnología NFC (Near Field Communication).

En el país ya hay más de 500.000 comercios que cuentan con terminales habilitadas para los pagos NFC y se espera que, con el correr de los meses, este número aumente. La tecnología NFC permite abonar tan solo con acercar el celular a un lector. No se necesitan registros en plataformas ni aplicaciones; una vez hecho el pago se recibe una notificación por mensaje y mail con la información de la transacción. Esta tecnología es la que está presente en la tarjeta SUBE.

La tecnología NFC para retailers tiene previsto transformar a los POS (point of sale). De acuerdo a una investigación de Berg Insight, más del 88% de las terminales en punto de venta serán aptas para NFC en el 2024, a fin de que los consumidores puedan aprovechar los métodos de pago más cómodos y seguros a donde vayan.

La cuarentena también impacta en las necesidades de procesamiento de pagos para las personas que compran de manera remota. Al aumentar el e-commerce de manera exponencial, los retailers necesitan asegurarse que sus procesos sean rápidos y seguros; y es aquí que el código hace su entrada. Los métodos de reemplazo de tarjetas de créditos reales con un token es una de las maneras más efectivas de proteger los datos y habilita a las compañías a brindar flujos de pago sin fricciones y una mejor experiencia de uso.

El uso de tokens es especialmente útil para comercios que aceptan pagos recurrentes y ofrecen compras en un clic. Otra alternativa de método rápido de pago es el código QR, una versión renovada del código de barras. Según la consultora Juniper Research, este método de pago aumentará un 300% en los próximos 5 años. La tecnología QR está integrada con billeteras virtuales y es usada tanto por grandes retailers como por comercios barriales. A través de los pagos QR tanto las personas como los comercios ganan velocidad a la hora de hacer sus compras o pagos.


Fuente: iProUP.com
Autor: Alexis Zukierman